viernes, 5 de febrero de 2010

- Las olas van y vienen como monstruos salinos.



- Catalina, aléjate de la barandilla, que te estás empapando, las olas van y vienen como monstruos salinos, como los que se cuelan entre las sábanas, pero sin pelusitas. Ven aquí cielo. ¿Por qué tienes la mirada tan triste? El viento te ha golpeado demasiado fuerte y se te ha despegado la sonrisa de la cara, además estás congelada, te pienso dar mil besitos de esquimal para que entres en calor. ¿Recuerdas cuando corrimos por el acantilado volando tu cometa? ¡Qué juguetona y mala fue! Que se escapó de tus bonitas manos, aquel día lloraste mucho mucho porque pensaste que no iba a volver, pero al regresar a casa allí estaba, revoloteando en el balcón, esperándonos. Pues seguro que tu sonrisa también nos está esperando con la cama abierta y un montón de velitas encendidas, no debemos hacerla esperar mucho, que de verte sin ella mi corazón sólo bombea oxígeno.

16 comentarios:

  1. ¿Y eso?
    ¿Por qué no puedes ir?
    Yo te traeré algo del mediterraneo, jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Los besos de esquimal son los mejores.

    ResponderEliminar
  3. tieeeeeeeeeeeeeeeeeerno :)
    las sonrisas siempre esperan los momentos adecuados.

    ResponderEliminar
  4. Que ternura y amorosidad, jaja.
    Me ha encantado.
    ¡Un beso! :3

    ResponderEliminar
  5. Qué afortunada Marina por ser tan querida =D

    Muá.

    ResponderEliminar
  6. Debería sacar a volar la cometa mientras mieran como las olas vienen y van. Seguro que así Marina sonreiría.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado es todo una metáfora dentro de otras. Genial!

    Besos infinitos!

    ResponderEliminar
  8. viene, se va, vuelve, se va, retorna, pies fresquitos...

    ResponderEliminar
  9. Lo que dice y lo que no... manejar eso es la esencia de la genialidad. :)

    ResponderEliminar
  10. Hola Noelia, tienes ingenio y gracia en tus
    textos guapa, te felicito.
    que disfrutes el fin de semana.
    un beso.

    ResponderEliminar