domingo, 31 de enero de 2010

esto era todo, más huesos que carne.




Estefanía salió de la ducha y quitó el vaho del espejo con su mano aun llena de gotitas, y se observó, allí estaba esa chica del pelo corto mirándola, diciéndole “mira qué me has hecho” ¿Qué le había hecho realmente? Sus caderas se notaban como cuchillas, es cierto, sus pequeños pechos aparecían tímidos en el espejo, y prefirió no mirar abajo. Tenía veinte años, y esto era todo, más huesos que carne. Tenía la cabeza llena de los besos de Amsterdan y de orgasmos que dolían, y de lágrimas que no acababan de secar.

31 comentarios:

  1. a veces el espejpo atrapa nuestro alma. Como decian los pieles rojas

    besos

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta foto..
    Las lágrimas que no quieren secar es porque necesitan mimos.
    ¡Un beso! :3

    ResponderEliminar
  3. Pues va de una niña que se llama Lili(Libertad), que tiene que disfrazarse en clase, pero no sabe cómo decírselo a su madre, ya que no tiene muy buena relación con ella, desde que sus padres se separaron. Entonces, no fue disfrazada, pero al día siguiente se lo explicó todo a su madre, y fue la única niña disfrazada en todo el colegio, entonces, volvieron a castigarla. Es un libro para pequeños, es de la serie azul del barco de vapor-de esos que a todos nos han mandado alguna vez en clase-.

    (:

    ResponderEliminar
  4. Se secarán, tarde o temprano, con suerte.

    ResponderEliminar
  5. Que necesaria es la autoestima.

    ResponderEliminar
  6. ¿un bombón? y un secador para esas lágrimas, de los que funcionan sin enchufe, pero con abrazos y besos :)

    ResponderEliminar
  7. :/..espero pueda ella estar mejor..
    aveces los espejos reflejan algo mas que lo superficial Adios (:

    ResponderEliminar
  8. no se por que me transmite un sabor raro a música electrónica pero me gusta.

    ResponderEliminar
  9. Mirá que significativo el post.
    Orgasmos que no dolian...
    Mirá como te habla tu cuerpo , y como te haces cargo de ser la culpable.

    Escribis muy bien , linda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ay, qué ternura con tu respuesta en mi latido, cariño.
    Un beso de profundis.

    ResponderEliminar
  11. A esa chica le ha enseñado el espejo algo más que el físico. . . :S

    ResponderEliminar
  12. Anda, dile que le llevo una caja de pañuelos de doble capa, que esos secan cualquier cosa.



    (miau
    de palomitas
    de feria)

    ResponderEliminar
  13. Me encantó el texto, cortito pero re atrapante :)

    ResponderEliminar
  14. Mira en el espejo y ve dentro de ti. Escucha lo que tu cuerpo te quiere decir y hazle caso.

    Para ser feliz no hay nada como fijarse en las pequeñas cosas de la vida, asi que ánimo.

    Un besito de ensueño =)

    ResponderEliminar
  15. Los besos con límite horario y el humo reconfortante..
    No estoy segura de que H. y X. acaben sonriendo, lo más probable es que H. se enfade (o algo así) y se marche extrañado.



    Au revoir !

    ResponderEliminar
  16. Se recuperará con un poco apoyo =)
    Muy bonito el texto ^^

    ResponderEliminar
  17. El Oráculo hoy hablará para la chica del espejo: las lágrimas, las cuchillas de las caderas y la tristeza de las burbujas del champú con olor a flor de lima, se van por el desagüe del tiempo. El más sabio de todos los dioses, el que se los come a todos (incluso aunque sean sus hijos, es que es muy profesional). Y si se come a los dioses, ¿no se comerá la tristeza de la chica del espejo?. :)

    ResponderEliminar
  18. preciosa foto...

    me he cambiado de blog, soy la ex petite mariona :)

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado, muy real.

    Besos infinitos!

    ResponderEliminar
  20. primero que se seque esas lágrimas... y luego se hayaría el modo de sustituir todo huesos por toneladas de felicidad :)
    un beso!!!

    ResponderEliminar
  21. Estoy muy de acuerdo con bche, linda entrada;)

    ResponderEliminar
  22. Muy bonito este post...dices tanto en tan poco espacio..
    un saludo

    ResponderEliminar
  23. Las lágrimas sólo te empapan el alma..

    ResponderEliminar
  24. que no se deje engañar, ella no es así y solo se puede cambiar ella misma.

    ResponderEliminar
  25. quién nos dice que no es la figura del otro lado la que nos maneja a veces??
    porque hay momentos que..

    ResponderEliminar
  26. Impresionante.
    Quién no se ha sentido así alguna vez delante de su propia alma? Duele ver la realidad, pero es necesario

    ResponderEliminar